Adviento



El Adviento es hambre de pan,
clamor de profetas;
es mugido en los establos
y cónclave en las estrellas.

El Adviento es llamada en los cielos,
luna que al sueño despierta,
suave temblor de alborada que alerta,
pasos de peregrinos que inquietan.

El Adviento es gravidez
que viene pidiendo urgencias.
Ya están convocados ángeles y reyes,
pastores, pesebre y bueyes…

El Adviento es Ella, es la Virgen bella,
serena, ante el cuenco de pajas que ya se quiebran.
Ya se escucha el «Gloria» en las lejanías.
El Adviento es Ella: ¡Santa María!

--------------------

amar y...



Amar y seguir volando.,.es todo.


Pilar de fe


Ella es Pilar de fe.

 "Tenemos por guía una Columna 
que no faltó delante de su pueblo jamás, 
ni de día ni de noche"


Ruega por nosotros



Tu Gloria



Que tu gloria me fascin
y me pierda de vista.



.........................................


A un pájaro...

A UN PÁJARO QUE CANTABA
DURANTE LA ORACIÓN
bblanco
Tú sí me hablas de Dios
con la voz que yo quiero.
Sin palabras; cantando
tus trinos y diciendo
con tu presencia alada
que lo sientes sin verlo.
Que somos suyos, todos,
como lo dirán luego,
al ponerse la tarde,
esas nubes de fuego
y esa flor escondida
que perfuma en silencio.

¿No me oyes cantar
contigo, para adentro?





Consejos...


Vivir siendo misericordiosos en las propias comunidades, conservando el celo del testimonio y anunciando la fraternidad evangélica desde todos los monasterios del mundo. Esto a través de un silencio elocuente que habla a la vida ruidosa y distraída el mundo.





Santa Teresa




"La falta de amor es la mayor pobreza" 

"Hay que hacer las cosas ordinarias  
con amor extraordinario"

Santa Teresa de Calcuta, 
Ruega por nosotros.


Una cosa



Ahora sólo queda una cosa: ser fiel  a la llamada. Seguras, sin miedo. Siempre adelante, caminar con alegría y dejarnos llevar por el vuelo del Espíritu.  Sin resistencia, con optimismo, con amor. 


Desde siempre



Desde siempre te ha llamado
que hasta siempre sea tu respuesta.
Dios ha puesto sus ojos en ti,

pon los tuyos siempre en El.






15 agosto María Assumpta


Sólo la Niña aquella, la Niña inmaculada,
la Madre que del hijo recibió su hermosura,
la Virgen que le dice a su Creador criatura,
sólo esa Niña bella al cielo fue elevada.


Los luceros formaron innumerables filas,
tapizaron las nubes el cielo en su grandeza;
y aquella Niña dulce de sin igual belleza
llenaba todo el cielo con sus claras pupilas.

Nuestro barro pequeño, de nostalgia extasiado,
ardientemente quiere subir un día cualquiera
al cielo, donde el barro de nuestra Niña espera
purificar en gracia nuestro barro manchado. Amén.
-------------------

Feliz día de Nuestra Señora