Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

La gracia de la debilidad

Durante cuarenta años no se puede hacer demostración de fuerza. Es posible correr durante un día de andadura, para una vida entera hay que medir el paso y contar con la vulnerabilidad esencial de la naturaleza humana. Sin embargo, aunque no se puede caminar siempre con tensión -San Bruno dice que un arco siempre tenso se hace inservible-, se puede descubrir una extraña fuerza en la debilidad. Constato, muchas veces, que cuando más débil, frágil y menesteroso me encuentro es cuando más sensible estoy, y normalmente entonces acudo a la oración con mayor receptividad y apertura. Son ocasiones en que bebo la Palabra, suplico intensamente, me encuentro abierto, y acojo, aun en medio del dolor, lo que supone siempre verse tan pobre. En cambio, cuando me parece que estoy firme, que hago las cosas bien, me sobreviene una falsa seguridad, que me instala en mis modos de ser y de pensar de manera refractaria. En estos momentos, no valoro lo que significa un poco de agua en el desierto, una sombra …

Cuaresma 2016

Este es el día del Señor, este el tiempo de la misericordia.