Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

En el centro

Dios en el centro de la vida.  Lo demás es accesorio.
P.D.- Rosa, te "he robado" la imagen.

Que Dios te bendiga

Que Dios te bendiga y proteja siempre que se cumplan todos tus deseos que trates bien a la gente y dejes que los demás sean buenos contigo. Que construyas una escalera a las estrellas y subas un peldaño cada día. Que siempre permanezcas joven siempre joven, siempre joven, que siempre permanezcas joven.
Que crezcas siendo buena persona que crezcas siendo fiel que siempre digas la verdad y veas la luz a tu alrededor.

Que siempre seas valiente permanezcas firme y fuerte. Que siempre permanezcas joven siempre joven, siempre joven, que siempre permanezcas joven.
Que tengas siempre cosas que hacer que tus pasos siempre sean rápidos que tengas las cosas claras cuando corran vientos de cambio Que tu corazón siempre esté alegre que siempre te rían las gracias. Que siempre permanezcas joven siempre joven, siempre joven, que siempre permanezcas joven.

¡Enamórate!

¡Enamórate!

Nada puede importar más que encontrar a Dios.
Es decir, enamorarse de Él
de una manera definitiva y absoluta. Aquello de lo que te enamoras atrapa tu imaginación,
y acaba por ir dejando su huella en todo.
Será lo que decida qué es
lo que te saca de la cama en la mañana,
qué haces con tus atardeceres,
en qué empleas tus fines de semana,
lo que lees, lo que conoces,
lo que rompe tu corazón,
y lo que te sobrecoge de alegría y gratitud.
¡Enamórate! ¡Permanece en el amor!
Todo será de otra manera.


Silencio y relación

El espacio de mi propio ser se realiza en forma de diálogo y éste no puede realizarse sin acallar mi propia palabra mientras el otro habla. Sólo desde el silencio en el que dejo espacio al otro voluntariamente para que me hable puedo decirme yo, no ya sólo como imitador, sino de forma original. 

Día de Reyes magos

·
«Día de Reyes  magos, seis de enero.
De niño es preguntar: ¿Qué me trajeron?
De adulto comprobar: ¿Qué me dejaron?
Y es de viejos, incrédulos y avaros: sospechar que los Reyes les robaron.
Yo considero estos zapatos míos y los encuentro llenos de…vacío.
Mas ya sólo tenerlos es regalo, en los tiempos que corren, nada malo.
Así que: ¡gracias por estos zapatos!
Y mientras me los pongo y me los ato, descubro otro regalo y me ensimismo:
¿no es don poder calzarse por sí mismo?
Y al ir desenvolviendo reflexiones crece mi gratitudpor tantos dones.
Caigo en la cuenta, con sorpresa mía, de que es un día de Reyes cada día.
Porque al calzarse cada día los pies, recibe el hombre, en don, cuanto hace y es.
Y lo que da la vida, aunque parezca malo, es, bien mirado, todo de regalo.
Encuentro al despertarme… de mi engaño, que es corona de graciastodo el año.
Y que la Epifanía manifiesta que toda nuestra vida es día de fiesta.
Que nadie el Don de Dios, por tanto, mida por los puntos que calza en esta …