28 sept. 2010

Al finalizar los Ejercicios Espirituales

Tengo que cambiar, Jesús...,
tengo que hacerme Tú mismo.
.
Tengo que ser el Jesús manso...,
el Jesús dulce...,
el Jesús compasivo y comprensivo...,
el Jesús paciente...,
el de la mirada penetrante y amorosa...
.
Jesús, quiero ser Tú..., y siendo,
no hablando, ni haciendo, sino siendo.
.
Teresa Ortega, OP

7 comentarios:

Angelo dijo...

Cuanta gracia recibida en ellos. Me uno a tus deseos y me gozo en la alabanza.

Gran Visigoda dijo...

Siendo....¡que anhelo del alma!...no hablando, ni haciendo... siendo...
Yo también quisiera ser...
Como siempre, gracias!

eligelavida dijo...

Maravillosa oración. Voy a copiarla para tenerla siempre a mano. Un abrazo!

Anónimo dijo...

In Nomine Domini

Pax Christi!
Cuánto gozo me da ver aquí los escritos de nuestra amada Madre Teresa Mª Ortega OP.

En nombre de los Monasterios "Madre de Dios" que recibimos su Maternidad, su Ejemplo, su Guía y su Fuego abrazador, benedictus Deus!


S.del Crucificado OP.

Claudia dijo...

El mayor anhelo de todo el que ama a Jesucristo, paz y fe hermanos.

lourdes dijo...

Que el Señor nos de su gracia para cumpir ese ideal de vida el ser algien Cristo Jesús unidas en oración y gracias muchas gracias

Felicitas dijo...

Esa oración es genial, con tu permiso me la copio y pongo en mi blog. Si hay algo en contra, dímelo y la quitaré ipsofacto.
Pero es que me ha encantado.
Muchas gracias.
;O)

María Asumpta

Al cielo vais, Señora Al cielo vais, Señora, y allá os reciben con alegre canto. ¡Oh quién pudiera ahora asirse a vuestro manto para s...