29 abr. 2011

S.S. Juan Pablo II

"...Tenemos quizás más que nunca necesidad de estas palabras de Cristo resucitado:

¡¡No tengáis miedo!!
El hombre tiene muchas razones para experimentar dentro de sí mismo semejante sentimiento.
Es necesario que en su conciencia resurja con fuerza la certeza de que existe Alguien,

que tiene en sus manos el destino de este mundo que pasa,

Alguien que tiene las llaves de la muerte y de los infiernos,

Alguien que es el principio y el fin de la historia.

Y este Alguien es Amor,

Amor hecho hombre,

Amor crucificado y resucitado,

Amor continuamente presente entre los hombres.

Él es el único que puede dar plena garantía de las palabras

¡¡No tengáis miedo!!"


Juan Pablo II

1 comentario:

Angelo dijo...

La fuerza de esas palabras sellaron muchos corazones que siguen adelante con ellas grabadas.
Un abrazo

Barcelona- súplica

Y uno se pregunta de nuevo ¿por qué? Y hasta el cielo se interroga ¿por qué? Y todo hombre de bien se cuestiona ¿po...