17 jul. 2011

El Reino de los cielos

«El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo. »


Gracia, Señor, por haberme hecho, a través del bautismo, ciudadano de este Reino; haz que mis acciones nunca desmientan el que Tú sembraste buena semilla.


"El Reino de los Cielos es semejante a un grano de mostaza que tomó un hombre y lo sembró en su campo."


Gracias, Señor, por la pequeñez de tu Reino, ahí mi debilidad no desentona, los pobres tenemos cabida en tu Reino.


«El Reino de los Cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó todo».
Gracias, Señor, por la esperanza que entrañan tus palabras. El Reino al que pertenecemos por gracia, es pequeño (como nosotros mismos), insiginificante a los ojos mundanos, pero pleno de vitalidad, de fuerza, el cual, por obra del Espíritu llegará a fermentar toda la masa.

3 comentarios:

lourdes dijo...

Gracias

Angelo dijo...

Ayer cuando lo escuchaba en el evangelio, pensaba en el amor que Jesús debía poner al hablar de su casa; el lugar donde ponemos todo el cariño para recibir. ¡Que foto tan bella!
Abrazos

Gran Visigoda dijo...

Gracias !!!
Un abrazo.

La mundanidad espiritual

En el Evangelio de San Lucas (11,15-26) Jesús dice:  «Si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha lleg...