22 ago. 2011

Amor

¡Qué bien, morirse por haberte amado!
morir de agotamiento en tu servicio...
Sin haber quizá visto ni logrado
el fruto y la razón del sacrificio...
¡Qué bien, morirse por haberte amado!

C.A.

2 comentarios:

Marian dijo...

¡Que bien morirse por haberte amado!
morir de agotamiento en tu servicio...
Así hermana es como yo quiero entregar.
Rece por mi
En comunión de oraciones.
Dios la bendiga!!!

Rosario dijo...

Que pensamiento tan bonito.
Dios la bendiga.
Un abrazo.

La mundanidad espiritual

En el Evangelio de San Lucas (11,15-26) Jesús dice:  «Si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha lleg...