4 nov. 2012

Abandono


 Cada tempestad tiene su sentido, es Dios que pasa y que ha de traer una gran gracia, la gracia del abandono. Cuando estés ante una tormenta, deberías poner los ojos de tu fe en el sosegado semblante de Cristo. (...)

Durante nuestras tormentas Dios parece dormir.

9 comentarios:

Rosa dijo...

Gracias, muy clarificador.

Un beso.

María Nancy dijo...

Señor,danos la sabiduría de saberte a nuestro lado para seguir la vida aunque nos parezca dura...saber que estas,eso consuela el alma,Gracias por la bella reflexión.Tenga un bendito domingo.

Rafa dijo...

Gracias por recordarnos que debemos abandonarnos en Dios, poner nuestra confianza en Él... en definitiva, tener FE.
Un abrazo.

Angelo dijo...

"En paz me duermo luego que me acuesto porque tú, Señor, me das seguridad."
Un abrazo

Maria J. Bo dijo...

Saber que pase lo que pase Él está ahí. No es fácil pero tampoco imposible.
Está ahí a nuestro lado y esa tormenta tiene un sentido.
Un abrazo

Marian dijo...

En la tormenta me cojo más fuerte a Cristo. Después de la tormenta viene la calma.
Dios le bendiga.

Anónimo dijo...

Algunas tempestades, hermanas, antes de que llegue la calma se lleva por delante bastante terrenal y espiritual.

Inés María dijo...

No queda otra, sobre todo cuando no vemos nada y a veces hasta se duda!!!

Todo es gracia y aun cuando podríamos dudar que El está ahí dentro de nosotros, aun cuando la tormenta esté en su apogeo, es para dar gracias y abandonarnos a lo que El disponga!!!

Gracias!!!

moda hip hop dijo...

Me gusta..

Busco Tu Rostro

"Al despertar me saciaré de tu semblante, Señor"