23 mar. 2013

Encuentro Papa Francisco y Benedicto XVI


Durante el encuentro, el papa emérito, el primero que renunciar a su cargo en siete siglos, reiteró al argentino Francisco “su reverencia y obediencia”. Por primera vez en al menos seis siglos un Papa ha almorzado con su predecesor al frente de la Iglesia católica. El papa Francisco y el papa emérito Benedicto XVI se han fundido en un abrazo cuando se han encontrado en la residencia de Castel Gandolfo.
Tras saludarse en el helipuerto de la residencia y ya en la residencia papal, Francisco y Benedicto XVI se dirigieron a la capilla para rezar juntos.
Benedicto XVI le cedió el puesto de honor al Papa y este lo rechazó diciéndole: “Somos hermanos”. Un nuevo gesto de humildad, como otros similares que han marcado el inicio de su pontificado, tras el cual ambos rezaron de rodillas en el mismo banco.
Los dos vestían de blanco. Benedicto XVI con una sencilla sotana blanca y Francisco con otra también blanca, pero con la esclavina y la faja que llevan los pontífices.
Tras el rezo, se reunieron a solas en la biblioteca privada, donde hablaron durante 45 minutos para pasar después al almuerzo.
Durante el encuentro privado en la biblioteca, Francisco le regaló a su predecesor un icono de la “Virgen de la humildad”. Francisco le dijo que escogió esa Virgen, que se llama de la humildad, porque ha pensado en él y a todos los ejemplos de humildad que ha dado durante su pontificado.
 

1 comentario:

María Nancy dijo...

Recemos por nuestro Papa Francisco y no olvidemos en nuestra oración a quien ha sido tan humilde de reconocer que con sus fuerzas ya no se sentía en condiciones de continuar guiando la Santa Iglesia,Dios te bendiga Emérito Papa Benedicto!
Gracias, porque lo has dado todo!
Un abrazo en Cristo

Sólo Dios

No soy bufón que haga reír a cortesanos, ni  marioneta movida por dedos sin cristal. No, no cambiaré por caprichos humanos s...