17 sept. 2017

Sólo Dios



No soy bufón que haga reír a cortesanos,
ni  marioneta movida por dedos sin cristal.


No, no cambiaré por caprichos humanos
sólo Dios mudarme podrá.

Lamento que no gusten mis ideas,
no las voy a trucar.

El Dios de la vida me las ha dado
y siento no poderte contentar.

Pues no soy bufón que haga reír a los humanos
sólo a mi Dios quiero agradar.

Los hilos de mi marioneta se mueven
cuando Dios los quiere acariciar.

No hay comentarios:

La mundanidad espiritual

En el Evangelio de San Lucas (11,15-26) Jesús dice:  «Si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha lleg...