"Vosotros sois la luz del mundo" (Mt. 5,14)

En vuestro trabajo sencillo.

En medio del mundo y el bullicio de la gente o en la soledad silenciosa de un claustro.

En la alegría compartida y en la soledad llena de Presencia.

En el descanso compartido y en la lectura en solitario.

En la oración silenciosa o en la súplica ardiente y clamorosa.

-------------------

Santo día

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Gracias,que el Señor me enseñe a ser su pequeña luz,gracias.
Rosa ha dicho que…
Gracias.

Un abrazo.