5 may. 2011

Quiero ser tu eco...Sí, Madre, tu eco.

El eco de tu obediencia, de tu fidelidad;

que quien me mire, vea en mi gotita de agua

la limpidez de tu océano.


Teresa Ortega, OP

No hay comentarios:

La mundanidad espiritual

En el Evangelio de San Lucas (11,15-26) Jesús dice:  «Si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha lleg...