Ir al contenido principal

Adviento-El Señor está cerca


 
Comenzamos el Adviento, y se nos invita a no dormir, a estar vigilantes.

No dormir significa no abatirnos en la desconfianza y en la indiferencia ante cómo va el mundo; no dejar de ninguna manera que nuestro corazón se vuelva de piedra y nos dediquemos a quejarnos, murmurar y sentenciar. No dormir significa vivir la pequeña gran aventura que se nos presenta cada día. Que no nos venza el sueño implica mirar hacia delante, no quedándonos aletargados en lo que ya pasó, viviendo de añoranzas, recuerdos y de una eterna autobiografía. No se puede vivir de ninguna manera meditando sobre un pasado tal vez más glorioso, dichoso, seguro y con menos problemas. Tenemos que despertar, si es que estamos dormidos, y vivir afrontando el futuro de manera firme, positiva e ilusionada.

No debemos caminar cabizbajos y con el corazón desanimado. Tenemos que escuchar las palabras de Jesús: “Alzad vuestra cabeza, pues se acerca vuestra liberación”; tenemos que apostar, confiar y no cerrarnos a las posibilidades; la confianza enriquece y amplía nuestro horizonte haciendo que la vida se haga infinitamente más rica. Seamos fieles a nuestro compromiso, sea el que sea, y confiemos, soñemos para que nuestra mente, nuestro corazón, para que todo nuestro ser, lleno de creatividad y deseando que la esperanza mantenga el mundo despierto, se abra espontáneamente a nuevas posibilidades, a nuevos retos, a nuevas ilusiones en, por y para la verdad.
Que María, Nuestra Señora de la Esperanza, nos ayude.

Comentarios

Marian ha dicho que…
“Alzad vuestra cabeza, pues se acerca vuestra liberación”
Vivir vigilantes...abrid vuestro corazón, se acerca el Señor.
¡Gracias Caminar! Que nuestra S. Madre nos ayude.En comunión de oraciones.
Anónimo ha dicho que…
Esta mañana en Misa, mientras el sacerdote predicaba, el Señor me ha hecho volver sobre la Palabra que se acababa de proclamar. Y he podido darle gracias por su promesa:los signos apocalípticos que se mencionaban en el Evangelio no tenían la última palabra. Es más, todo eso debe llevarnos a descansar en una esperanza alegre porque se acerca nuestra liberación.
Esos signos se están dando actualmente en mi vida y he podido saborear la alegría de la certeza de que Él espera al final del trayecto para darme su salvación, para liberarme de todo lo que me oprime.
Ha sido una gozada leer este texto fresco, realista y, por ello, auténticamente optimista. Gracias por este precioso canto a la esperanza, Caminar. Lo dejo en manos de Nuestra Señora para que Ella nos acune susurrándonoslo al oído. ¡Feliz adviento! ¡Dichosa espera!
mj bo ha dicho que…
¡Feliz y santo adviento, Caminar...! Para mí el mejor tiempo del año litúrgico. Es tan recio y bello a la vez estar despierto esperando al Señor...
Un abrazo
Angelo ha dicho que…
¡Que hermosa reflexión! Y me ha encantado que acabe en Nuestra Señora de la Esperanza
Un abrazo
Rosario ha dicho que…
Que bonita entrada,"Que María,Nuestra Señora de la Esperanza,nos ayude".
Un abrazo.
Inés María ha dicho que…
Caminemos en la esperanza de la venida de Nuestro Señoor y de la Mano de María caminemos juntos!!!!

Dios lo bendiga!!!!
Rosa ha dicho que…
Me ha encantado la reflexión. Se acerca el Señor.

¡Feliz Adviento, de la mano de María!
LUGAR DE PAZ - ha dicho que…
paso saludarte un besico
Cristi Alabarce ha dicho que…
Bonita entrada, Caminar y Feliz Adviento