9 dic. 2012

Adviento tiempo de gracia

En este tiempo de gracia que es el Adviento, Dios nos vuelve a poner
delante la invitación a esperar: tú que gritas, que sufres, que dudas,
que te lamentas, que intuyes la falsedad de tantos progresos
pero que no aciertas a encontrar la verdad del verdadero...;
tú que tienes tanto sin resolver en ti y entre los tuyos...
¡espera al Salvador, canta “ven, Señor”! Atrévete a hacer
la lista de todas tus imposibilidades, de todos tus límites
y desesperanzas. Dios las abraza, las toma en serio,
las reviste de posibilidad.

Dios quiere también hoy, aquí y ahora, en mí y entre nosotros,
hacer posibles todos nuestros imposibles, como lo hizo en María.
Volver a acampar su Palabra en nuestro terruño de penas y
exterminios, para hacerlo fértil y feliz. Es posible.
 
 
 

2 comentarios:

Inés María dijo...

Gracias por tu entrada!!! Es para meditarla!!!!

Un abrazo en ´María!!!

Marian dijo...

Como dice Inés María es para meditarla en el corazón.
¡Ven señor Jesús, no tardes!
¡Gracias Caminar!
Un abrazo.Dios le pague.

Tú estás conmigo

“ Hay una presencia que vela junto a nosotros, hay una Palabra que da sentido al camino de la vida, hay un Dios que no deja caer de sus...