Ir al contenido principal

"Los hombros traigo cargados"

Los hombros traigo cargados
de graves culpas, mi Dios;
dadme esas lágrimas vos
y tomad estos pecados.

Yo soy quien ha de llorar,
por ser acto de flaqueza;
que no hay en naturaleza
más flaqueza que el pecar.

Y, pues andamos trocados,
que yo peco y lloráis vos,
dadme esas lágrimas vos
y tomad estos pecados.

Vos sois quien cargar se puede
estas mis culpas mortales,
que la menor destas tales
a cualquier peso excede;

y, pues que son tan pesados
aquestos yerros, mi Dios,
dadme esas lágrimas vos
y tomad estos pecados.

Al Padre, al Hijo, al Amor,
alegres cantad, criaturas,
y resuene en las alturas
toda gloria y todo honor. Amén.



Comentarios

Marian ha dicho que…
Cuando pienso que han sido mis pecados los que han crucificado a mi Señor...mis ojos se cubren de lagrimas...Bien quisiera yo cubrir de besos todas sus heridas, reparar con mi sacrificio y con mi amor.
¡Gracias Caminar, muy bello, como toda la Liturgia!¡Feliz y santo día del Señor. Un abrazo.
ANGELO ST ha dicho que…
Sin palabras. Estas que compartes, bastan para cerrar los ojos, interiorizarlas y ... Dios hará todo lo demás. Un abrazo