Ir al contenido principal

Cuaresma 2015. Las llagas de Cristo.

En este tiempo de cuaresma que comenzamos y que está todo él atravesado por el misterio de la muerte y resurrección de Cristo, os invito y me invito a recogernos de manera especial en sus llagas. Llagas de muerte y de resurrección, llagas impuestas por el pecado y aceptadas por el amor vivificante del Señor, llagas que producen muerte y llagas que reflejan el poder sobreabundante de la vida de Dios.


Sus llagas se han convertido, desde que las mostró Cristo resucitado para hacerse reconocer, en signos de la resurrección. Son cicatrices curadas, que muestran el amor que vence al odio y el mundo nuevo donde ya no hay llanto, ni luto, ni dolor…


Comentarios

Ricardo Guillermo Rosano ha dicho que…
Todos los nuestros que sufren, todos los caídos a la vera del camino, todos los llagados por la existencia están en las llegas del Maestro, dolores nuestros asumidos en su corazón sagrado y libérrimo para que nadie más sufra, cruz del amor absoluto para que no haya más crucificados, llagas que son también motivo de nuestra esperanza, la vida misma que prevalece porque Dios así lo quiso.

Una santa y frutal Cuaresma para vos y tu comunidad.

Paz y Bien

Ricardo
Rosa ha dicho que…
Gracias, querida Caminar.

Buena y luminosa Cuaresma.

Un beso.