8 oct. 2015

Oremos por nuestros hermanos perseguidos

3 comentarios:

Ricardo Guillermo Rosano dijo...

Me uno con mi pobre oración.
A veces, uno se hace mares con tonterías diarias; y no es por comparar, pero cuando un cristiano es perseguido debería conmovernos del mismo modo que sucede cuando un familiar o alguien cercano a nuestros afectos sufre violencia o injusticia. Y a menudo en estos casos, sólo nos acotamos a cierta indignación producto de los medios de comunicación, rabia pasajera y a veces banal.
Pero todos ellos son familia y son Cristos crucificados por su fidelidad.
Amén a la plegaria de comunión.

Que tengas un día manso y un excelente fin de semana, y que la Virgen te acompañe en cada instante.

Paz y Bien

Ricardo

Felicitas dijo...

Recemos por ellos, sí. Un abrazo.

Rosario dijo...

Hola: le doy las gracias por su felicitación, gracias por su compartir.
Dios la bendiga.
Un cariñoso abrazo.

Busco Tu Rostro

"Al despertar me saciaré de tu semblante, Señor"