19 nov. 2011

Cristo Rey

Que mis caminos, de palabra y de obra,
empiecen y acaben en Ti.
Sabiendo que, contigo, todo acabará bien:
en victoria y en triunfo seguro
con amor, frente al odio
desde el servicio, antes que el egoísmo.
QUIERO PARECERME  A TI, MI REY
Y, cuando la cruz asome en el horizonte,
agarrarme a ella con la obediencia de la fe.
Derramando desde ese trono de madera
mi vida y mi valor, mi esfuerzo y mi generosidad
Derramando como Tú, oh Señor,
palabras de aliento y de consuelo
ánimo, valor y esperanza.
QUIERO PARECERME A TI, MI REY
Y, al contemplar tu poder y tu reinado
saber que, no hay nada en el mundo,
comparable a lo que Tú me ofreces:
tu Verdad, tu Camino y tu Vida
Dueño, Rey y Señor de la historia.
Que ningún otro tesoro, reluciente al ojo humano,
me aparte de Ti…oh Rey soberano
Amén.
Tomado de Ecclesia Digital


5 comentarios:

Gran Visigoda dijo...

Él es mi único Señor, solo ante Él me arrodillo.
¡Gracias!
Un abrazo.

Angelo dijo...

Unidos en la oración para que esta preciosa súplica podamos vivirla en plenitud. Un abrazo

Capuchino de Silos dijo...

Yo, también, quiero parecerme a Él.¡Claro qué sí!

Precioso blog.

Gracias por dejar un comentario en mi blog.

Un abrazo y ¡¡¡VIVA CRISTO REY!!! feliz fiesta.

NIP dijo...

Buenos días Caminar. Amén. Hay oraciones que centran muy bien la fiesta y la llenan de alegría alrecordar el encuentro de ese tesoro escondido.Un abrazo.

Rosario dijo...

Que bonita oración, me quedo con "Que mis caminos, de palabra y de obra,empiecen y acaben en Ti."
Un abrazo.

Sólo Dios

No soy bufón que haga reír a cortesanos, ni  marioneta movida por dedos sin cristal. No, no cambiaré por caprichos humanos s...