24 ago. 2012


Para ir hacia Dios,
hacia uno mismo y
 hacia los demás,
no hay más camino más eficaz,
que el silencio y la oración.

7 comentarios:

belleza dijo...

Es una gran verdad,el silencio y laoración, son el verdadero lenguje de un alma de Dios.

Capuchino de Silos dijo...

El silencio, la oración y no pensar nada más que en Él llena de humildad.

¡Preciosa entrada!

Maribel G. M dijo...

Bellísima entrada.
Buen fin de semana y que Dios le Bendiga

Marian dijo...

El silencio y la oración. ¡Que bien me hacen sus post,¡Gracias Caminar.
Me encomiendo a sus oraciones.
Un abrazo. Dios le bendiga.

Militos dijo...

Me llevo tan acertado consejo. ¿Cómo orar sin el silencio interior?
Muchas gracias
Un beso, Caminar

Rosario dijo...

Bella entrada, gracias por su compartir.
Un abrazo.

Susana Topasso dijo...

Amén. Bellísimo post. En la oración de silencio y quietud es el Señor el que va modelando nuestro espíritu según el Suyo. Susana desde Buenos Aires. Saludos cordiales para todos. www.susanatopasso.blogspot.com

Sólo Dios

No soy bufón que haga reír a cortesanos, ni  marioneta movida por dedos sin cristal. No, no cambiaré por caprichos humanos s...