11 mar. 2012

Nuestra nada

A medida que más reconozcamos nuestra impotencia, haremos más sitio a su inmensidad, y el vacío de nuestra nada se llenará de Él.

2 comentarios:

Rafael dijo...

Los coscorrones que nos da la vida ayudan bastate.

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

reconozcamos nuestra impotencia, haremos más sitio a su inmensidad, gracias, es verdad lo importante de tomar conciencia de que sómo NADA que sólo Dios es quien hace su obra en nosotros que cabeza dura muchas veces somos verdad hermana, que Dios éste con usted, Dios le pague.

En verano--Ser presencia

Ser presencia, Señor, es hablar de Tí sin nombrarte; callar cuando es preciso que el gesto reemplace la palabra. Ser luz que ilumina el ...