1 dic. 2010

La venida del Señor

Conocemos tres venidas del Señor.
Además de la primera y de la última, hay una venida intermedia. Aquéllas son visibles, pero ésta no. En la primera el Señor se manifestó en la tierra y vivió entre los hombres, cuando -como él mismo dice- lo vieron y lo odiaron. En la última contemplarán todos la salvación que Dios nos envía y mirarán a quien traspasaron. La venida intermedia es oculta, sólo la ven los elegidos, en sí mismos, y gracias a ella reciben la salvación. En la primera el Señor vino revestido de la debilidad de la carne; en esta venida intermedia viene espiritualmente, manifestando la fuerza de su gracia; en la última vendrá en el esplendor de su gloria. Esta venida intermedia es como un camino que conduce de la primera a la última.
En la primera Cristo fue nuestra redención; en la última se manifestará como nuestra vida; en esta venida intermedia es nuestro descanso y nuestro consuelo.

San Bernardo

4 comentarios:

Angelo dijo...

El presente para amar.

abrazados a la VERDAD dijo...

La verdad es que me encanta este texto de san Bernardo. Gracias!

abrazados a la VERDAD dijo...

Y, por cierto, a Angelo me lo encuentro por todas partes. Qué maravilla esto de la evangelización vía internet!!!
:-)

Gran Visigoda dijo...

Y en esta venida intermedia le tenemos tan cerca, tan al lado, tan hecho Amor con nosotros...
Gracias!

María Asumpta

Al cielo vais, Señora Al cielo vais, Señora, y allá os reciben con alegre canto. ¡Oh quién pudiera ahora asirse a vuestro manto para s...