25 ene. 2011

Conversión de san Pablo

"-¿Quién eres, Señor?
-Yo soy Jesús, a quién tú persigues"


En este día de la conversión de san Pablo, oremos de modo especial por los cristianos que están siendo perseguidos, y también por los perseguidores, para que el Señor les conceda el don de la conversión.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Amén!

Magda dijo...

Es cierto!... me uno a la oración.
Saludos cordiales desde Paraguay

Angelo dijo...

Un gran aliento para toda la Iglesia. Un ejemplo a seguir. Una acción de gracias a Dios por San Pablo.

Anónimo dijo...

Asi sea. Gracias.

En verano--Ser presencia

Ser presencia, Señor, es hablar de Tí sin nombrarte; callar cuando es preciso que el gesto reemplace la palabra. Ser luz que ilumina el ...