22 ene. 2011

Unidad


Tengo en el alma preocupaciones profundas. el momento que estamos pasando en la Iglesia es de dificultad grande. A mí me está golpeando el alma...¡Estamos pidiendo la unidad!...Y dentro de casa...en la Iglesia de Cristo, tenemos rupturas, tensiones, falta de acogida, faltas de amor, faltas de unidad...Y me pregunto: ¿Cómo podríamos nosotros colaborar a la unidad de la Iglesia? y la manera más eficaz, me parece, es cultivando y consiguiendo la unidad dentro de la pequeña Iglesia que representamos.


Teresa Ortega, OP

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pidamos la unción del Santo Espíritu para que no se nos apague el fuego de la oración. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Fraternalmente,

Anónimo dijo...

Confiar en el poder de la oración.Gracias.

Angelo dijo...

Un gran examen de conciencia. Gracias

Anónimo dijo...

Gracias

En verano--Ser presencia

Ser presencia, Señor, es hablar de Tí sin nombrarte; callar cuando es preciso que el gesto reemplace la palabra. Ser luz que ilumina el ...