22 oct. 2010

Cuando viene el dolor,
unirlo rápidamente AL CORAZÓN DEL PAPA,
entrar en el CORAZÓN DE LA IGLESIA,
introducirse en el CORAZÓN DE CRISTO.
Teresa Ortega, OP

3 comentarios:

Gran Visigoda dijo...

Tan breve y tan... lo leo y lo releo una y otra vez...y creo que de verdad estas palabras que hoy nos dejas son un gran consuelo para el alma.Gracias!

Felicitas dijo...

Lo procuraré, amiga. Eso que dices es muy sabio.
Un abrazo

Felicitas dijo...

tú y Lourdes andáis en sintonía.
;o)

María Asumpta

Al cielo vais, Señora Al cielo vais, Señora, y allá os reciben con alegre canto. ¡Oh quién pudiera ahora asirse a vuestro manto para s...