15 oct. 2010

Presencia

Orar es un percibir la Presencia del eterno Ausente,
saberse asombrar y admirar de esa oculta Presencia y
saberla respirar con la invocación de Su Santo Nombre.

4 comentarios:

Gran Visigoda dijo...

Gracias, como siempre, ese modo de sentir la oración es el que más me acerca a quien es todo Amor.
Un abrazo!

Angelo dijo...

Algo parecido experimentaba hace unos días cuando entré en un pequeño oratorio y veía la luz al lado del Santísimo. Esa presencia fue un gran consuelo de amor.

Felicitas dijo...

Qué hermoso todo cuanto has puesto y todo cuanto de han comentado. ¡qué bellas son todas las cosas de nuestro amado Jesús!
Un abrazo.
;O)

catolicolibre dijo...

Orar es pedir justicia pero es también implicarse de lleno en el compromiso por la justicia. No podemos pedir a Dios aquello que no estamos dispuestos a recibir y realizar.

Tú estás conmigo

“ Hay una presencia que vela junto a nosotros, hay una Palabra que da sentido al camino de la vida, hay un Dios que no deja caer de sus...