26 oct. 2010

Si poco fue el amor en nuestro empeño,
de darle vida al día que fenece,
convierta en realidad lo que fue un sueño,
tu gran Amor, que todo lo engrandece.

4 comentarios:

Felicitas dijo...

Amén, así sea.
Seguro que Él suple todo aquello a lo que no llegamos.

Gran Visigoda dijo...

Amén. ¡Gracias!

Claudia dijo...

Saludos,

Solo Cristo nos puede dar un corazón ancho para amar día tras día.

Roberto dijo...

Este himno expresa una de las súplicas más profundas de un cristiano.

La mundanidad espiritual

En el Evangelio de San Lucas (11,15-26) Jesús dice:  «Si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha lleg...